martes, julio 24, 2007

Indibujable.

Menos mal que Carlo I reconoció públicamente que Carlos Nair era su hijo.
Si no lo hacía quedaba peor parado de lo que esta en la actualidad.
Es un monito igual que él, igualito igualito.

4 comentarios:

Cachito dijo...

Se ve venir: Carlos Nair, futuro presidente de todos los argentinos.

glass666 dijo...

Ese muchacho heredó la parte del cerebro que le sacaron en la lobotomía al turco cornudo.
Pregunta: En las próximas elecciones me gustaría poner camaras ocultas en CIERTAS MESAS y nos llevaríamos más de una sorpresa...

yurgen dijo...

Esta fue su lanzadera a la politica.

Anónimo dijo...

Para mi fue solo un ultimo intento de hecharse un par de polvos.
Cuando se entero de la verga que tenia el hijo, lo asumio como tal, para generarse el mismo una fama de pijudo.