viernes, noviembre 17, 2006

Mi encuentro con Ben.

Hace como 9 años, en una de las tantas vueltas del Gordo al fútbol, se hizo una "super" presentación en el Hyatt, con el Gordo Maradona, Guillote, Mauro Viale y el recordman mundial de velocidad (con ayudín), Ben Johnson.
Para esa fecha yo andaba viviendo en BA y un amigo mío laburaba en una radio FM o Telefe Internacional, no me acuerdo bien.
Mi amigo me llama y me dice si quería ir al anuncio del retorno al fútbol de Maradona, me dice, morfamos, chupamos vemos unas caruchas y nos vamos. Acepto sin más.
Llegamos al Hyatt, mucho gato, mucha frula, mucho cholulaje. Vamos a la sala de la conferencia de prensa, esperamos un rato y hace su presentación Diegote con Ben.
Blah blah blah, el Gordo se pone a corre en una cinta a full. Ben a su lado viéndole las pulsaciones o no sé que coño. Diego, después de haber corrido 3 Km. +- para y dice unas palabras.
Termina la conferencia de prensa, y salimos a comer y tomar. Le entre a todo lo que había.
De repente lo veo a Mauro Viale repartiendo botines de fútbol Puma como souvenirs. Lo veo a Mauro y le pido uno, me da. Lo veo y me doy cuenta que es un botín derecho. Pienso en decirle que me lo cambie por uno izquierdo (el gordo era zurdo), pero veo que los que tiene son todos derechos, por tal motivo desisto.
Después de haber comido, bebido y obtener el souvenir me dispongo a partir. Busco a mi amigo y tomamos el ascensor. Cuando bajamos y nos dirigimos a la puerta, lo vemos a él, al ex – recordman mundial de velocidad solo como un perro en la puerta del hotel. Cuando estoy cruzándolo le cacheteo al aire con la mano, como queriendo que me choque los cinco.
Ahí Ben me dijo el conocido give me five, y me choco la mano.
Mientras me iba caminando charlaba con mi amigo, y le decía, que grosso y raro haber visto a un recordman mundial de velocidad (temporario)en la situación que lo vi, solo como un perro en el lobby de un hotel, sin nadie alrededor.
Tanto speech para terminar de esta manera.

4 comentarios:

Cachito dijo...

No entiendo como no le dijiste: "Ben Johnson, ven" y te lo llevaste de conga por Baires. No entiendo.

Patrizio dijo...

Un chivo expiatorio fue Ben Johnson. Me dio mucha rabia que terminara ganando Carl Lewis, cuando se daba igual o más que el canadiense. No hay dudas. Fueron cayendo uno a uno (basta ver cómo terminaron el 90% de los ganadores de medallas, mundiales o los que fueron recordmen). Todo hace supones que, para hacer esos tiempos, tienen ayudín. Algunos pocos zafan porque harán bien los deberes.
¿Aguantará Asafa?

yurgen dijo...

La verdad que dormi con eso cachito.
Y Patrizio es cierto, hay demasiado ayudín en el atletismo, aunque traten de combatirlo.

Cachito dijo...

Asafa zafa.